94 / 100

La psicología positiva ha empezado hace unos años a conocerse de forma más masiva a través de la educación por parte de diferentes profesionales que se han especializado en su difusión, pero exactamente ¿Qué es?

¿Qué es la psicología positiva?

Se define como la ciencia que hace que la vida valga la pena. También se la conoce con el término de ciencia de la felicidad o Science of Happiness. Martin Seligman psicólogo norteamericano es considerado como el padre de la misma, principalmente se le conoce por sus experimentos sobre la depresión.

Existe una relación directa entre la psicología positiva y el éxito. Según estudios de diferentes universidades del mundo, la felicidad es algo a lo que todo el mundo aspira en función de lo que quiere conseguir, pero no todo el mundo es feliz con lo que tiene.

Ser feliz en el momento actual y con lo que tienes o no tienes te permite avanzar, es importante entender que la psicología positiva nos ayuda a ser felices en el momento actual en el que te encuentres. Y lo mejor de esta ciencia es que se puede aprender en cualquier momento.

psicología positiva
Artem Beliaikin at Pexels

Existe una relación entre Psicología Positiva y Placer

Hay una relación, probablemente equivocada entre ambos, el placer nos permite estar felices en un momento concreto, con una actividad concreta, pero la falta de placer implica también sentir una cierta carencia y la búsqueda de ese placer puede generar infelicidad.

Entonces cuál es la ¿base principal de la Psicología Positiva? La base principal es la de ser una persona feliz y esa felicidad se puede conseguir teniendo un propósito que normalmente implica ayudar a los demás.

¿Ayudar a los demás?¿Ayudarlos a qué exactamente? Cada persona puede sentir que ayuda  a los demás de diferentes formas. El hecho de darse a los demás de alguna forma implica una forma de felicidad que si lo haces tu propósito de vida puede aportar una felicidad constante.

¿Qué determina nuestra felicidad?

Según Sonja Luubomirsky, la felicidad viene determinada por varios factores:

50% por los Genes.

10% por las Circunstancias.

40% por lo que hacemos en nuestro día a día.

¿Ese 50% significa que es así para todo el mundo? No exactamente, es una media, para unas personas es más y para otras menos. Las circunstancias tienen también su peso, pero la clave está en el 40% de lo que hacemos en nuestro día a día.

Por ello, es importante entender que la felicidad no sólo conseguir un objetivo, la felicidad forma parte del camino, está presente en el camino y lo que hagas en tu día a día determina de forma importante el incremento de posibilidades de ser feliz.

Esa felicidad implica 3 estados o situaciones:

1.- Placer, es decir, nos ofrece momentos de felicidad específicos, que nos aportan alegría.

2.- Significado, nos ofrece sentir que estás haciendo algo por algún motivo que vale la pena.

3.- Momentos de flujo (Flow), cuando sientes que tu mente se implica por completo en una actividad y empiezas a realizarla sin esfuerzo, y con un total sentido del aquí y del ahora. Te sientes completamente comprometido con lo que haces.

La importancia de la Neuro plasticidad

neuro plasticidad
meo at Pexels

La neuro plasticidad es importante ya que implica que todo lo que hacemos y en todo lo que nos implicamos cambia nuestro cerebro, y no sólo cuando eres joven, si no hasta el día que mueres. Es importante también que nuestro cerebro es plástico, no elástico, es decir, no vuelve al punto de partida, si no que se adapta a las situaciones y se mantiene.

Todo lo que hacemos crear caminos neurales en el cerebro que permiten hacer cosas con la mínima energía posible. El cerebro es muy plástico y amolda esos caminos a través de nuestro comportamiento y de las cosas que hacemos.

El hecho de cambiar nuestros hábitos y comportamientos para conseguir la felicidad hace que esos caminos neurales se desarrollen y alteren el cerebro de forma importante.

hábitos de la psicología positiva
Moe Magners at Pexels

Los 4 Tipos de hábitos que puedes mejorar

1.- Hábitos Físicos:

Pueden ser hábitos como limpiarte los dientes, o hacer cualquier actividad física. La mejora de estos hábitos implican la repetición de un fenómeno físico.

2.- Hábitos Emocionales,

Estar feliz, enfadado, triste, etc, todo ello se puede enfocar a través de rutinas específicas, que nos permitan darnos cuenta de una emoción específica, identificarla y trabajar sobre ella.

3.- Hábitos de Pensamientos,

Pueden ser pensamientos negativos o positivos, y la ideas en enfocarlos desde un punto de vista optimista. Darnos cuenta que se están produciendo y hacer el ejercicio de ver la parte optimista o positiva.

4.- Hábitos Circulares,

Denominados con este nombre por Braco Pobric, y que son hábitos que nos incitan a intentar cosas y no empezar a hacerlas nunca, es importante romper esa inercia (empezaré a hacer ejercicio el mes que viene, cuando vuelva de vacaciones haré xyz, etc.)

 

 

 

 

 

 

 

author image

About strategy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te puede interesar...

Amazon Toys
Gente altamente efectiva
personas exitosas
Juan Sanabria, Presidente de Philips España en Pastillas contra la crisis de Expansion
Características de IPHONE 8
valeria dominguez