90 / 100

Los ricos piensan de forma diferente. Esto es cierto y un hecho ineludible. Los ricos tienen un enfoque diferente de la vida. Planifican, arriesgan y gestionan su dinero de forma diferente. También tienen una actitud positiva hacia la vida y las oportunidades.

La mentalidad de abundancia y prosperidad están ligadas a crear la mentalidad de la riqueza.

El primer y más importante paso hacia la verdadera libertad financiera es crear esta mentalidad de abudancia para uno mismo. Esto también implica una mirada honesta a tu vida y a tus activos.

Crear un punto de partida es tan importante como avanzar, así que no importa si empiezas con 1$ o 1.000.000$. Se trata de la mentalidad de riqueza y la voluntad de avanzar en la creación de tu riqueza.

Te presentamos aquí los 18 puntos para que orientes tu mente.

Creando una mentalidad de abundancia.

1.- Redefine lo que significan la abundancia y prosperidad para ti. Técnicamente, la riqueza o ser rico se define como tener una abundancia y prosperidad de recursos o posesiones. La buena vida no es sinónimo de riqueza. Tener una hipoteca gigantesca por una casa, por bonita o grande que sea, no es sinónimo de riqueza.

Has de replantearte que significa tener abundancia y prosperidad ¿Es el estatus tu objetivo? ¿Significa tener abundancia y prosperidad para ti no tener que preocuparse por las facturas a fin de mes? ¿Significa aportar tranquilidad y comodidad a tu familia o estar libre de preocupaciones financieras?

¿Significadar vivir en un entorno de lujo, o permitirte productos de lujo o ser miembro del club exclusivo? ¿significa disfrutar de una cómoda jubilación? ¿Significan la abundancia y prosperidad algo totalmente diferente para ti?

Tu definición de abundancia y prosperidad, o de riqueza si lo prefieres, es muy importante para establecer sus propios objetivos como primer paso para enfocarte hacía ello.

2.- Otro paso importante a la hora de gestionar tu patrimonio es establecer objetivos.

Empieza con un enfoque general, como “Para finales de año, tendré más al menos 500.000 euros en ahorros”. ¿Por qué? Porque Hay que ser un visionario para ser rico. Un factor clave que diferencia a los que han llegado a 1 millón de los que no es que saben que quieren tener abundancia y prosperidad, y ser ricos, y están dispuestos a dar los pasos necesarios para alcanzar su objetivo.

Para alcanzar una meta, tienes que hacer metas más pequeñas e irlas alcanzando. Cada pequeño paso que des, cada centimo que ahorres, importa. Utiliza objetivos más pequeños como peldaños. Por ejemplo, para ahorrar esos 500.000 dólares, cada mes invertir o reducir los gastos.

3.- Enfoca tu destino financiero dirigiendo tu subconsciente hacia metas específicas.

Crea gráficos de mapas mentales recortando imágenes de tu sueño o palabras que alimenten tu subconsciente para dirigir tu foco. Nunca subestimes el poder de tu voluntad y tu mente.

Las personas ricas nunca dicen que no pueden hacerlo, sino que piensan en formas para conseguirlo.

Escríbelo. Una de las cosas más importantes es escribir lo que quieres conseguir, la escritura es un brazo de la mente.

4.- Aprende a valorarte de forma real.

Haz un balance de todos sus activos e ingresos y resta sus deudas. Mucha gente va por la vida a ciegas desde el punto de vista financiero, sin sin saber cuánto generan realmente o cuánto deben y, a menudo, acaban debiendo dinero.

Una posible forma de autovaloración es la siguiente: Tu edad x los ingresos medios de tu hogar procedentes de todas las fuentes (y quitando todo lo que tenga que ver con herencias o similares) dividido por 10 = tu patrimonio neto. Los ricos tienen un patrimonio neto a menudo el doble o el triple de la media. En el caso de Estados Unidos, pro ejemplo, el estadounidense medio tiene menos de la mitad.

El objetivo siempre debería ser duplicar tu patrimonio neto.

5.- Los verdaderos ricos se consideran a sí mismos como el principal activo.

Por ello, se pagan a sí mismos en primer lugar. También tienden a invertir en en sí mismos, especialmente cuando se trata de educación. Formarse constantemente y prepararse para ser el millonario, el empresario y el triunfador que quiere ser.

6.- Protege tus ideas como si del Servicio Secreto se tratara, tu abundancia puede depender de ello.

A día de hoy las ideas, la imaginación y las oportunidades pueden ser un importante activo. Verás en muchos sitios que dicen que una idea sin ejecución no es nada, y en parte es cierto, pero fíjate que muchas veces las ideas pueden ejecutarse cuando tienes el equipo adecuado, y conseguir el equipo con una buena idea, muchas veces es más sencillo.

Si además eres una persona creativa, utilízalo para ti, y vé implementando tus ideas y buscando al equipo adecuado poco a poco, y de forma callada.

7.- Ten en cuenta que el millonario medio no es quien tú crees que es. La abundancia siempre busca un perfil bajo.

Los ricos de verdad siguen siendo ricos; Es decir, personas que han conseguido esa riqueza y mantienen un perfil bajo.

Si piensas que no es así y piensas que son los de la opulencia y el postureo, tienes en mente una equivocación MUY grande.

Piensa en todas las celebrities de altos vuelos que acaban con sus casas embargadas o vendiendo sus vidas en la televisión para pagar todos los gastos que tienen. Puedes plantearte un estilo de vida determinado, pero es un estilo de vida que hay que mantener, si lo que haces es gastar y gastar, pensando que el dinero es ilimitado, llegará un punto que caerás.

El famoso dueño de IKEA conduce un Volvo. El presidente de HSBC es famoso por ir por la oficina principal apagando todas las luces mucho después de que los empleados hayan salido. Las historias siguen y siguen. Los ricos no viven un estilo de vida de lujo y color, sino que son ricos porque son, normalmente, personas bastante sencillas.

8.- Evalúa tus ingresos y lo que puedes hacer con ellos.

El 80% de los millonarios modernos pudieron llegar a serlo con unos ingresos anuales de 45.000 euros o menos. Incluso ahorrando poco y gestionándolo bien puedes conseguir muchísimo dinero, hayq eu estar focalizado en ello.

9.- Cuando busques un trabajo, conoce siempre cuánto cobra el jefe de los jefes, ya que esto afectará a tus ingresos en términos de promoción, beneficios y futuros ingresos potenciales.

Si quieres obtener un salario de seis cifras y el actual director general cobra 50.000 dólares al año, quizá el trabajo no sea para ti. Si se trata de trabajar para otro has de ver que es lo que ganan los que más ganan.

En el caso que personalmente conozco más es el caso de las empresas españolas, y puedo compararlas con las norteamericanas, por mi trayectoria profesional.

Las españolas ya establecidas es muy difícil conseguir, como empleado incluso de perfil directivo, ganar lo mismo que en una norteamericana, incluso a veces ganarías hasta 3 veces menos.

10.- Encuentra formas alternativas de generar ingresos si no estás contento con su nivel actual de ingresos o lo que ganas con tu salario.

Puede ser buscar otro empleo con mejor remuneración o beneficios, o encontrar formas de aumentar tus ingresos poco a poco, como dar clases o ser formador.

Esto, a medio plazo, puede implicar iniciar un negocio artesanal con servicios que tu ofreces, aprender a invertir comprar y vender online o cualquier otra forma de aumentar tus ahorros.

11.- Crea formas de ingresos pasivos, el tipo de ingresos que recibes con poco o ningún esfuerzo.

Cómo por ejemplo, el alquiler de propiedades, la concesión de licencias o patentes, dividendos y rendimientos de inversiones, etc.

Los ingresos pasivos pueden proceder de muchas fuentes. Explotar las posibilidades de negocio de Internet a través de blogs o de las ventas en eBay o Amazon es una manera de aumentar tus ingresos con el mínimo esfuerzo. Los verdaderos ricos prefieren los ingresos pasivos en cualquier momento.

Te libera tiempo para hacer lo que quieras, incluso cuando duermes, y especialmente cuando los estás generando, ya que no requieren mucho de tu presencia.

12.- Diversifica.

Crea flujos de ingresos, no dependas de una sóla opción, aunque ganes mucho con ella.

Puedes tener un trabajo en el que te pagan $10.000 o $10.000, pero puedes quedarte sin ello si tienes un despido o un accidente que sucede de pronto.

Piensa más allá de tu salario. Busca un trabajo que te pague mucho más. Y busca conseguir ganancias con inmuebles, puedes invertir en acciones, etc, etc. podría decirte que también en criptomonedas, pero estas tienen una volatilidad enorme y para gestionarlas hay que tener la cabeza muy enfocada,

13.- Aprenda a retrasar la gratificación.

Una persona rica sabe cómo retrasar gratificación y sacrificar el ahora para el después. Esto suele venir acompañado de una actitud positiva hacia el trabajo y la riqueza, como: “Si invierto ahora, ganaré ganaré un 10% más después”.

Los ricos no piensan en el ahora, sino en el futuro. El presente es una mera oportunidad de abundancia.

14.- Cambia tu mentalidad sobre el gasto.

¿Realmente tienes que tener ese “algo” ahora? Los verdaderos ricos retrasan la gratificación, sabiendo que lo que está de moda, es popular o es imprescindible hoy puede no dure hasta mañana.

Sobre todo si ves que quieres comprar algo, date unos días antes de hacerlo, si no es algo importante realmente te olvidarás y si es algo importante realmente te surgirá en diversas ocasiones a la mente.

Y cuando lo vayas a comprar, antes piensa como podrías sacarle el máximo partido a eso que vas a comprar, como lo vas a conseguir rentabilizar, aunque después no salga esa idea como quieres, pero empezarás a pensar en inversión y no en gasto, y eso con los años te ofrecerá un punto de vista absolutamente práctico.

15.- Nunca tengas miedo al fracaso y estarás muy enfocado a la abundancia.

Cuando antes fracases muchas veces antes conseguirás el éxito. Al final esto es un juego de números y de decisiones. Cada vez que fracasas añades una experiencia que podrás utilizar la siguiente y al final la suma de esas experiencias y aciertos harán que puedas marcar un camino a un éxito (Escribo uno porque también puedes conseguir muchos).

16.- Sé realista.

El crecimiento y la abundancia no aparecen de la noche a la mañana, a menos que tengas la suerte de que te toque la lotería o encuentres un tesoro perdido. Las inversiones necesitan tiempo para madurar y los ahorros necesitan tiempo para acumularse. La paciencia será bien recompensada. Los ricos saben que escatimar ahora dará mejores resultados en el futuro.

17.- Crea un sentido de urgencia en tu vida.

No esperes a que las cosas sucedan. Puede que pienses que estás jugando a lo seguro esperando o buscando el próximo gran negocio.

Esto es el equivalente financiero equivalente a quedarse parado.

Arriesga, invierte, inicia el negocio ahora. Aprovecha las oportunidades en el momento en que se presenten. Los que primero empiezan suelen pegar dos veces.

18.- Hacer un balance de lo que se tienes ahora mismo puede aportar algunas ventajosas sorpresas para tu abundancia.

En primer lugar, haciendo un valance puedes descubrir que tienes más de lo que crees.

En segundo lugar, te da un punto de partida claro y te ayuda a encontrar el equilibrio y a fijar objetivos. Al fin y al cabo, no puedes avanzar sin saber de dónde vienes.

 

 

 

author image

About strategy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te puede interesar...

incrementar tu marca personal
palabras clave
alquilar tu casa a turistas
automatizaciones en bases de datos segmentadas
los detalles importan
presente y futuro