90 / 100

Como te comenté con anterioridad el cuadrante “E” es el cuadrante de las personas que tienen un empleo por cuenta ajena.

Son personas que buscan una seguridad, una regularidad en sus ingresos. No les gustan los riesgos. Tienen esa actitud porque así les ha programado su hogar y la escuela: “Estudia mucho, saca buenas notas y consigue un buen empleo con buen sueldo … Lo que comúnmente se llama la Carrera de la Rata

La mayoría de la población sigue todavía ese consejo, por lo que se enfocan en la seguridad laboral en lugar de en la seguridad financiera, máxime cuando se avanza a lo largo de la vida sin una educación financiera que desarrolle nuestra inteligencia financiera.

Desde este cuadrante se huye como de la peste de las inversiones nada seguras y, por supuesto, de las “grandes inversiones”. Como mucho se invierte en productos “seguros” que les son ofrecidos por “expertos financieros” tales como agentes bancarios, corredores de bolsa, etc.

La falta de educación financiera hace que estas personas vean a estos expertos financieros como auténticos gurús de las inversiones. Lo que no se dan cuenta es de que no van a salir de la carrera de la rata invirtiendo en plazos fijos o fondos de inversión que no tienen una gran rentabilidad (sin tener en cuenta incluso que el IPC les esté comiendo su ahorro o sin contar con los impuestos que sufren y que trataremos en posts posteriores) o planes de pensiones que tampoco les aseguran que vayan a tener un retiro como se merecen.

Por todo ello y por más razones que iremos analizando con posterioridad, este es el cuadrante menos recomendable si quieres alcanzar la libertad financiera.

El cuadrante “S” (Self Employed) está conformado por los profesionales liberales, autónomos, pequeñas empresas que cobran por horas, por comisión o por proyecto.

Es el grupo del “hágalo usted mismo”. Son sus propios jefes y por ello se consideran completamente independientes.

El problema principal que se encuentran las personas de este cuadrante es que entienden que sus ingresos dependen de su trabajo duro, y que si quieren obtener más ingresos tienen que trabajar más duro y durante más horas. Lo malo es que el día tiene sólo 24 horas, y si sus ingresos dependen del tiempo empleado tienen unos ingresos limitados, que serán su precio/hora multiplicado por 24 (en el caso de que no duerman).

En la mayoría de los casos a las personas de este cuadrante les cuesta delegar, ya que piensan que ellos lo hacen de la mejor manera posible por lo que, al final, se encuentran en la misma rutina día tras día y terminan siendo exclavos de su propio negocio.

El negocio les ha absorvido a ellos en lugar de trabajar para ellos. Se convierten en imprescindibles en su negocio, de tal manera que si no se encuentran presentes, no recibirán ingresos por lo que, en muchos casos, tomarse unas vacaciones supone renunciar a los ingresos de ese intervalo de tiempo.

El cuadrante “B” (Business Owner) está conformado por los dueños de grandes empresas que prefieren la libertad antes que la seguridad.

Es el grupo de “¿por qué hacerlo tú mismo cuando puedes contratar a alguien que lo haga por ti, y que pueda hacerlo mejor”?.

A los dueños de grandes empresas les encanta delegar. Normalmente no son expertos en ningún aspecto de la empresa, para eso tienen contratados a los mejores que pueden conseguir, y generalmente esos mejores que contratan forman parte del cuadrante “S”.

Los integrantes del cuadrante “B” tienen un sistema probado que funciona. Ese sistema trabaja para ellos, y si dejan de trabajar, el sistema sigue trabajando para ellos. Así que pueden ausentarse de su negocio en el momento que quieran, ya que los ingresos siguen llegando a su cuenta.

Una de las grandes cualidades de los integrantes de este cuadrante es que son unos grandes líderes. Esto les permite sacar lo mejor de cada uno de los integrantes de su equipo. Si además consiguen hacer que los miembros de su equipo se sientan importantes y contentos, consiguen la máxima eficacia en su negocio.

Cuando el negocio de una persona del cuadrante del flujo de dinero “B” tiene éxito, el negocio se expande y contrata más gente. El dueño de dicho negocio simplemente trabaja menos, obtiene más ingresos y disfruta de más tiempo libre.

Otro de los grandes beneficios son las ventajas impositivas con las que cuentan los integrantes de este cuadrante.

El cuadrante “I” (Investor) está formado por grandes inversores que invierten dinero en ideas y proyectos de otros.

Los grandes inversores se caracterizan por invertir dinero propio, o dinero de otros, en sistemas que ofrezcan una alta rentabilidad y proporcionen un flujo de ingresos continuo.

Los grandes inversores ganan dinero a partir del dinero. Su dinero está trabajando para ellos, por lo que ellos no tienen que trabajar. Pueden llevar sus negocios desde cualquier parte del mundo y dedicándoles sólo el tiempo justo para controlarlos.

Además, al igual que los integrantes del cuadrante “B”, tienen ventajas impositivas que hace que, en comparación con el lado izquierdo del cuadrante, paguen muchos menos impuestos en relación a sus ingresos.

Por todas estas cuestiones, este es el cuadrante del flujo de dinero de las grandes riquezas. Las personas de este cuadrante utilizan sus grandes ingresos para ser libres financieramente además de reinvertir parte de sus ingresos en la generación de nuevas inversiones que les generen más ingresos.

Si en algún momento te planteas que quieres ser rico tienes que enfocar a este cuadrante, independientemente del cuadrante del que provengan en estos momentos tus ingresos.

author image

About strategy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te puede interesar...

Facebook, Cómo moverse después de la actualización del algoritmo 2014
Giuseppe Tringali, Presidente de Publiespaña, en pastillas contra la crisis de Expansión
generar enlaces entrantes
Black Friday
eventos de networking
Cómo enfocar el marketing de tu blog