94 / 100

Aprender a Invertir y gestionar su riqueza

(Lo que se expone en este artículo no es un consejo de inversión, cada quién debe tomar su propias decisiones).

Una vez que hayas establecido una base financiera firme o hayas reservado un poco de dinero dinero, es el momento de aprender a invertir.

Muchos inversores primerizos caen en la trampa de esperar, y esperar hasta que “tienen suficiente”. Lo primero que tienes que hacer es desechar esa idea, ahora mismo. Al leer los consejos descubrirás que incluso cantidades míseras pueden sumar grandes cantidades con el tiempo.

OJO, no se trata de lanzarte como un loco a invertir, has de hacerlo con la precaución adecuada, pero puedes y debes empezar por cantidades pequeñas, incluso si has conseguido reunir una cantidad grande.

Otros se resisten a invertir porque piensan “no sé lo suficiente para ser un jugador”. Así es. No lo sabes. Los verdaderos ricos entienden cómo funciona el dinero funciona y nunca comienzan las frases con las palabras “no sé”. Si no entiendes la inversión y cómo funciona, es hora de empezar a hacer el trabajo de campo y empezar a aprender ANTES de invertir ni un sólo euro.

aprender sobre inversiones
Mikhail Nilov at Pexels

Aprender a Invertir

1.- El objetivo principal de la inversión es hacer que tu dinero trabaje para ti, en lugar de tu trabajar para tu dinero. Muchas personas ricas han perfeccionado el arte de crear su riqueza en lugar de prestar un servicio.

2.-Crear riqueza también significa crear una riqueza que sea sostenible y que siga generando incluso en el caso de que no puedas trabajar.

3.- Aprende la diferencia entre tener un ingreso alto y ser verdaderamente rico. Aprender a invertir implica saber que unos ingresos elevados no significan necesariamente que seas rico, especialmente si estos ingresos provienen de una sola fuente.

Existe el mito de que sólo se puede ser verdaderamente rico si se recibe dinero de la familia o se nace en un hogar con cuchara de plata. Si sigues creyendo en este mito, seguirás teniendo la mentalidad de los pobres.

Muchos miembros de la clase media creen que un trabajo con altos ingresos es lo mejor y se matan a trabajar para llegar a un puesto que les pague cinco o seis de cinco o seis dígitos, pero acaban alucinados por lo poco que tienen cuando llega la jubilación.

Por ejemplo, el directivo medio de alto nivel gana 200.000 dólares al año, con beneficios, pero puede perder esos ingresos en caso de despido o enfermedad.

Aunque su potencial de ingresos es alto, sólo proviene de una fuente. Contrasta con un directivo de nivel medio que gana 50.000 dólares al año. Este gerente de nivel medio, sin embargo, alquila propiedades en la ciudad por otros 500.000 dólares y obtiene dividendos de acciones y bonos por otros 100.000 dólares al año. En caso de enfermedad, muerte o despido masivo, la mitad de su potencial de ingresos sigue seguro.

Además, su fuente de ingresos se transmite fácilmente a las generaciones futuras, asegurando el patrimonio de la familia del directivo de nivel medio.

4.- Elije tus objetivos de inversión, ya que éstos decidirán tu estrategia de asignación más adelante. Un broker pueden ayudarte a decidir sobre cuáles son tus planes, así como ayudarte a empezar a invertir.

Investiga los diferentes tipos de inversiones, así como su grado de riesgo. En general:

– Acciones: En este caso aprender a invertir es que adquieres la propiedad parcial de una empresa y, como copropietario, tienes derecho a los beneficios anuales. Sin embargo, muchas personas compran acciones para venderlas cuando el precio es alto, no por los dividendos.

La práctica de comprar a bajo precio y vender a alto precio tiene un riesgo relativamente bajo, pero el potencial de recompensa se rige por el mercado y por los cambios. Las acciones se consideran un activo emocional.

– Bonos: Aprender a invertir en los bonos quiere decir que estos son pequeños préstamos a empresas o gobiernos que el inversor paga. Suelen tener tipos de interés fijos y se consideran inversiones muy seguras y de bajo riesgo. Bonos del Tesoro, bonos municipales y los bonos corporativos son algunos ejemplos.

– Fondo de inversión: consiste en reunir el dinero con otros inversores con ideas afines para comprar una cartera completa, normalmente gestionada por empresas o gestores monetarios.
de dinero. Este tipo de inversión suele ser el punto de partida para muchos inversores principiantes, simplemente porque proporciona una cartera más diversa desde el principio.

– REITS: son empresas que se dedican principalmente a la propiedad de bienes inmuebles y gestionan una cartera por ti. Tienen la ventaja de ser diversos y fáciles de vender, además de reducir el dolor de cabeza que supone gestionar tus inversiones inmobiliarias.

– Otras alternativas – Por lo general, se trata de valores de alto riesgo y alta recompensa de alto riesgo y alta recompensa, en los que la recompensa puede ser enorme pero el riesgo es alto. Bienes inmuebles, las materias primas, las divisas, las opciones y los futuros entran en esta categoría.

Crea una estrategia de asignación de tus ahorros o ingresos para minimizar el riesgo y distribuir las inversiones para garantizar varios flujos de de ingresos frente a uno solo.

5.- Aprende sobre inversión y finanzas antes de empezar a meter el dinero en las diferentes opciones. Toma cursos y libros de inversión para entender en qué te estás metiendo. Escucha a especialistas y fórmate con gente que ya tenga experiencia en el tema.

Por ejemplo, tienes 100.000 dólares para invertir. El 35% (35.000 dólares) podría puede destinarse a propiedades o bienes inmuebles, otro 30% a acciones, un 10% a capital de riesgo, etc. Una estrategia de asignación te ayuda a maximizar tus inversiones y también le da la posibilidad de alto riesgo, si así lo deseas, sin perder todo tu capital. El equivalente financiero de poner todos los huevos en la misma cesta, como invertir en un solo tipo de acciones, es un suicidio de tu cartera.

6.- Apoya lo tradicional y explora lo nuevo. Las oportunidades crecen con el crecimiento de Internet, de las cripto y la llegada de la tecnología. El crecimiento exponencial de los negocios y la evolución de la tecnología crea cada vez más oportunidades de inversión para el inversor moderno, así como para el empresario moderno. Pero siempre con prudencia.

7.- Hay que tener en cuenta cada céntimo. El refrán dice que nunca se conoce el valor del dinero hasta que tienes que buscarlo en los cojines del sofá. Los verdaderos ricos saben que cada céntimo se puede aprovechar. Aprender a invertir implica que el dinero sólo se estanca cuando cuando lo quieres, o cuando se te escapa de las manos.

Aprender a invertir
Towfiqu barbhuiya at Pexels

8.- Incluso las pequeñas cantidades son importantes. Mucha gente dice que sólo invertirá cuando tengan x cantidad, pero incluso una pequeña inversión de 100 dólares puede darte grandes rendimientos en el futuro. Al pensar en los rendimientos en lugar de en el dinero instantáneo o en la cantidad que tienes a mano, creas tu riqueza a través de las posibilidades.

Ahorrar 10.000 dólares al año con una tasa de rendimiento del 10% y alimentar esa cuenta con 10.000 adicionales al año le reportarán más de 128.000 dólares al cabo de 10 años. Si empiezas con 5.000 dólares, terminarás con unos 94.000 dólares después de esos 10 años. Eso sin contar los intereses que la cuenta generaría durante los años siguientes.

9.- Invierte tu dinero lo antes posible. El verdadero amigo del dinero es siempre el tiempo y el paso del mismo. Cuanto más tiempo esté el dinero y más intereses recoja, mayores serán las posibilidades de que coseches miles de dólares en rendimientos.

Un gran ejemplo sonlos planes de pensiones, en Estados Unidos el 401(k). Muchos estadounidenses no pueden esperar hasta la jubilación y lo cobran tan pronto como pueden. ¿Pero para qué? Para comprar un coche más rápido, una casa más grande o, en algunos casos, ese televisor gigante de pantalla plana que tiene todo el mundo.

10.- Compra acciones, no el producto. Si te gusta el producto de una empresa. ¿Por qué perder el tiempo comprando el producto cuando se puede hacer dinero con las acciones?.

Esto crea:

a) ingresos pasivos

b) una mayor posibilidad de retorno de las inversiones.

Por ejemplo, Apple. Las acciones de Apple han subido más de 12 veces en los últimos cinco años, cuadruplicando los dividendos para los inversores. ¿Cuántos iPhones o iPods has comprado en los últimos cinco años? ¿Cuánto dinero crees que un accionista medio ha ganado con los productos que ha comprado? Incluso con el fallecimiento de su fundador, Steve Jobs, las acciones de Apple se mantuvieron fuertes y subieron.

Tradicionalmente, las acciones de las empresas caen con la muerte de directores generales o o fundadores visibles, pero esto no fue así en este caso.

Una excepción: hay que tener en cuenta que las ventas no hacen las acciones. Activision es una empresa que comercializa y fabrica uno de los videojuegos más vendidos del mundo, con ventas que superan los 400.000 en el primer día de la nueva entrega de lanzamiento. Sin embargo, sus acciones y títulos se han mantenido estáticos durante unos 4 años.

Mentalidad para Aprender a invertir

11.- Crea activos que te hagan ganar dinero con un mínimo de esfuerzo. Por ejemplo, invertir en un restaurante no requiere que aparezcas diariamente para gestionar el día a día del negocio, sólo para pagar a la empresa de gestión o mantener el nivel de una franquicia.

12.- Piense a largo plazo. Los verdaderos ricos no cuentan con proyectos únicos que les reportan grandes sueldos, sino que invierten en oportunidades que crean rendimientos y dividendos que duran años. El largo plazo también significa la capacidad de los valores para madurar.

Pensar a largo plazo significa tener la capacidad de ver el futuro en cierto sentido, y encontrar proyectos que afecten y creen estos futuros.

13.- No espere las oportunidades de negocio, créalas. Los empresarios miran un terreno vacío y ven una posibilidad y un método para  enriquecerse.

Los que tienen una mentalidad pobre simplemente ven un terreno vacío.

Los ricos miran la basura y ven un negocio de transporte de basura, un servicio de limpieza de óxido servicio de limpieza de óxido, un centro de reciclaje. Los que tienen una mentalidad pobre sólo ven los neumáticos neumáticos desechados, la suciedad y las malas hierbas.

14.- Otro gran secreto es no preocuparse nunca de dónde viene tu dinero, siempre que sean legales. Mucha gente se resiste a invertir en negocios que no son “sexy” tal vez porque no quieren decirle a la gente en las fiestas que se hicieron ricos con las aguas residuales.

Las personas verdaderamente ricas reparten su dinero y lo cosechan sin importar si que se hayan ganado gracias a las aguas residuales o a las flores. ¿A quién le importa si sale a relucir en conversación en una fiesta?

15.- Piensa siempre en términos de activos específicos frente a su valor global en en el mercado. Los verdaderos ricos no se basan en los altibajos del mercado, sino en las posibles oportunidades que se derivan de ellos.

Por ejemplo, el mercado inmobiliario puede estar a la baja durante la recesión, pero ahora mismo los inversores inteligentes están comprando propiedades embargadas en importantes ubicaciones a mitad de precio para una posterior inversión.

16.- Hay que saber cuándo aguantar, reevaluar y abandonar. Los inversores dirán que no. Pero no todos lo harán. Los que tienen una mentalidad pobre van al banco a pedir un préstamo, son rechazados y nunca más piensan en su idea u oportunidad de nuevo. Los que tienen una mentalidad rica van al banco a pedir un préstamo, se lo rechazan, vuelve a redactar la propuesta y regresa para obtener la aprobación.

La mentalidad pobre entra en el negocio sin conocer los riesgos del mismo y se desconcertada cuando se producen las consecuencias. La mentalidad rica entra en un negocio, conoce el riesgo y sale si las cosas van mal. Sigue siempre tu instinto y haz tu investigación. Saber cuándo hay que retirarse de los tratos arriesgados o poco éticos no sólo no te quitará el dinero, sino que que te aportará libertad.

Acepta que habrá casos en los que experimentarás alguna pérdida, como cuando las acciones bajan o se quedan estancadas, por lo que no le proporcionen los dividendos esperados. Pero has de pensar que eso también cambiará, son fases.

17.- No te sumes al carro facilmente: el hecho de que todo el mundo invierta dinero, no significa que tu debas hacerlo. Los planes para hacerse rico rápidamente son simplemente esquemas, que pueden funcionar … o no.

18.- Olvídate de compartimentar tu dinero. Cada céntimo es importante así que no pienses en él como una prima o paga extra. Los ricos dan un buen uso a cada céntimo y son capaces de  contabilizarlos todos.

La lección aquí es que hay que valorar cada dólar que se gana. Un millonario empezó invirtiendo 25 dólares, así es, 25 dólares en un fondo de inversión. No podía permitirse más en ese momento, ya que tenía un trabajo de baja categoría. A medida que su fondo crecía, también lo hacía la cantidad de sus inversiones. Ahora tiene un valor multimillonario.

19.- Aprende sobre los impuestos y cómo utilizarlos en tu beneficio. Los verdaderos ricos saben cómo hacer que los impuestos trabajen para ellos. Nunca nunca tengas miedo de aprender y preguntar. En lugar de hacer que alguien lo haga por ti, aprende a hacerlo tú mismo.

Aprender a invertir y el largo plazo

20.- Nunca inviertas si no estás dispuesto a esperar. De lo contrario, estarás tirando tu dinero como un adicto al juego en una mesa de póquer. Aprender a invertir tal como ha sido explicado muchas veces implica que esperar es hacer que el dinero pase de las manos de impacientes a las manos de los pacientes.

21.- Los verdaderos ricos piensan en la inversión como un juego que se paga y que es divertido de jugar. Aprender a invertir quiere decir que no piensan ni por un momento que han llegado hasta allí por simple suerte. Se necesita mucha investigación, estudio y espera para llegar allí. Los pobres ponen excusas y dicen que nunca tienen suficiente tiempo entre sus trabajos, su familia y cualquier otras obligaciones que tienen.

Los ricos crean el tiempo para invertir y también invierten en su tiempo.

Sin embargo, la principal diferencia es ésta: lo disfrutan. Aprender a invertir es disfrutar del tiempo que dedican a leer libros de inversión. Disfrutan leyendo los informes, observando la mercado de valores y simplemente les encanta el juego del dinero. Esta es una actitud que necesitas para tener éxito cuando se pasa a invertir. Esta es la actitud que hace ganadores y hace a los ricos.

22.- Ganar y proteger tu dinero. El millonario medio o la persona cómodamente rica trabaja para sí mismo o posee un negocio. Esta es una ley difícil de cumplir. La mayoría de la gente piensa que un negocio es una propuesta arriesgada simplemente porque hay muchos factores que afectan al éxito de un negocio. Un millón de cosas pueden salir mal, pero un millón cosas también pueden salir bien.

La mentalidad de la riqueza es la que trabaja por sí misma, sacando provecho de sus propias ideas y el trabajo. La mentalidad pobre es la que trabaja para otros, trabajando por una mínima parte de los beneficios.

23.- La idea de trabajar para uno mismo puede dar miedo. Muchos empresarios primerizos fracasan porque invierten todo lo que tienen en una sola empresa y nunca se comprometen cuando el camino hacia el éxito se torna difícil. Los ricos se aferran a su plan de negocios y siguen adelante a pesar de los acontecimientos, confiados en su éxito.

24.- Haz algo que te guste, porque nunca sentirás que es trabajo.

El dinero siempre sigue a la pasión y la ventaja es que nunca sentirás que has trabajado un solo día en tu vida. Pregúntate qué te gusta hacer, en qué eres bueno y lo importante que es para ti. Una vez que sepas qué es, sabrás qué aventura comenzar.

O bien, encuentra una necesidad de algo que te guste y llénala. Cubrir una necesidad o crear una necesidad es un excelente punto de partida para un negocio.

El gimnasio Curves combinaba la necesidad de la propietaria de estar en forma y su odio a de sentirse mirada mientras estaba en el gimnasio.

Ofreció un gimnasio sólo para mujeres, que no tenía espejos, cubriendo una necesidad que muchas mujeres ni siquiera sabían que existía. Las mujeres hacían cola alrededor de la calle para hacer ejercicio en este gimnasio y hoy cuenta con cientos de franquicias en todo el mundo.

25.- No tengas miedo de hacer algo humilde: Aprender a invertir también es saber que muchos negocios se han expandido a partir de orígenes humildes e industrias artesanales. Ninguna idea es demasiado pequeña, ningún negocio es “estúpido”.

Asegúrate de que tu negocio se ajusta a tu estilo de vida. Si odias los clubes nocturnos, ¿por qué abrir uno? ¿Por qué montar un negocio de golf si nunca has cogido un palo en tu vida y no tienes interés en hacerlo?

Quien no pueda dirigir un negocio, que invierta en él. Se quita el de cabeza de la gestión y te da beneficios sin esfuerzos.

26.- Los ricos saben cuándo ampliar su negocio. Los que quieren ser verdaderamente ricos dirigen varios negocios. Por ejemplo, Nigella Lawson, que comenzó con un programa de cocina y ahora tiene una línea de productos e incluso utensilios. Un negocio, diferentes paraguas. Diferentes paraguas, un beneficio.

27.- El negocio nunca debe ser estático, pero debe ser familiar. Como ejemplo de los mejores restaurantes. Cambian o actualizan constantemente sus menús, pero mantienen los favoritos de los  clientes.

28.- Has de ser el mejor. Para aprender a invertir también has de saber que No hay excepciones a esta regla. Ofrece el mejor servicio, la entrega más rápida, la mayor calidad, los productos más nuevos. Sigue estas reglas y los clientes vendrán. Una subregla de este secreto es esforzarse siempre por seguir siendo el mejor. Una vez que hayas establecido un estándar, los clientes esperarán que lo mantengas.

Muchos veces un negocio ha experimentado una caída después de haber alcanzado cotas altas debido a la disminución del servicio o el empeoramiento del producto.

29.- Toma ejemplo de los productos y servicios atemporales que siguen ganando dinero a lo largo de los años. Nunca se rinden ni rehúyen cuando se trata de la calidad. Incluso si eso significa hacer que sus clientes paguen un poco más.

Aprender a invertir en este caso también es saber que tu empresa se define por tus empleados, especialmente si decides entrar en cualquier tipo de industria de servicios. Contrátalos por su actitud, las habilidades se pueden formar después.

30.- Nunca mantengas a un empleado que no valga el sueldo que le pagas. Aprender a invertir también es aprender que nunca has de tolerar la estupidez, la lentitud o las excusas. En su lugar, examina, evalúa y espera cambio. Los millonarios nunca aceptan la holgura de sus empleados. Nunca dudan cuando llega el momento de despedir a uno.

31.- Aprende a volver a levantarte. Todos los empresarios experimentan caídas, malas ventas o algún tipo de fracaso. Siempre habrá un momento en el que caigas en los números rojos. Se necesita perseverancia para volver a los números negros.

32.- Economiza donde se necesita. Aprender a invertir significa también encontrar las mejores ofertas de productos en bruto para maximizar el beneficio. Los verdaderos ricos saben cómo obtener beneficios con el mínimo gasto.

Reduce los gastos generales, especialmente cuando se trata de los adornos. Una enorme oficina de esquina con un escritorio antiguo y asientos de cuero no significará gran cosa cuando se estés pegándote con las facturas.

author image

About strategy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te puede interesar...

CoCreación de Productos
personas exitosas
Efecto ROPO como parte del embudo de ventas 2015
e-commerce
Testimonio Empresarial de Ángel Garrorena